Rexpo suministra tanto el abrasivo como las boquillas para sus necesidades de chorreado.

Chorreado abrasivo, conocido en inglés como Sand Blasting es la operación de propulsar la fuerza de una corriente de material abrasivo contra una superficie a alta presión para alisarla o eliminar contaminantes.
 
El hidrochorreado o chorreado con agua, es utilizado porque solo requiere un operador. El proceso consiste en lanzar un chorro de agua a alta presión para eliminar pintura vieja, productos químicos, o depósitos, sin dañar la superficie original. Este método es ideal para limpieza de superficies internasy externas porque el operador generalmente es capaz de enviar el chorro de agua a lugares que son difíciles de alcanzar con otros métodos. Otra ventaja del hidrochorreado es la habilidad para capturar y reutilizar el agua, reduciendo su consumo y el impacto medioambiental.